Pato Conde, Tóner y sales de plata

dinosaure

És una de les darreres incorporacions d’aquest bordell. Ens agraden les seves fotografies, els seus textos i que encara conservi l’esperit d’un adolescent de cul inquiet. Les idees flueixen, mentre li brillen els ulls, un projecte darrere un altre, activitat, moviment. És hiperactiu, confessa. És generós en gestos i paraules. Ens veim al seu barri, a Blanquerna, per fer un cafè que acabarà en canyes i amb les piles de la gravadora.

skate 04

40PUTES: La Madame odia que haga este tipo de preguntas, aún así, ¿cómo y cuándo llegas a la isla?

Pato Conde: Vine con mi familia en el año 99, tenía 16 años y vinimos por cuestiones de trabajo y de estabilidad social en el país, escapamos un poco de la inseguridad que se vivía. Supongo que con los argentinos que hables cada uno te va a contar cosas diferentes pero la situación que me tocó vivir a mí era bastante complicada, un día a día bastante duro. Yo vivía en un barrio muy normal, ni muy pobre ni muy rico, de clase media. Mis padres son médicos y para poder realmente sacar adelante una vida normal tenían que trabajar miles de horas, hacían un sacrificio enorme para darnos educación y una seguridad, por tanto era un esfuerzo demasiado grande para lo que después vivíamos. Por otro lado, no podíamos ir solos por la calle, porque había mucha delincuencia, nos tocó vivir situaciones bastante jodidas.

Y decidís venir a Mallorca.

Mi tío estaba acá desde el año 92 y vinimos a visitarlo tres veces antes de venir a vivir y, claro, la isla nos encantaba, mis tíos nos llevaban a conocer todo, la gente que conocíamos también era increíble. Entonces mi padre empezó a plantear que nos teníamos que ir de Argentina. Muchos dicen que la gente de la isla es bastante distante y tal, y yo nunca tuve esa sensación ni mucho menos, siempre fue muy recíproco: la ayuda, el diálogo, etc. Fue una cuestión de escapar de esa situación, fue justo antes del corralito, mis padres ya lo veían venir, así como mucha gente. Argentina llevaba ya muchos años que política, social y económicamente estaba bastante inestable. Supongo que fue un escape, bastante gente lo hizo, al principio aquí no veíamos muchos argentinos pero en dos o tres años ya te cruzabas con muchos por la calle y yo conocí muchísimos. Ahora no, ahora ya en cada calle te encuentras alguno.

skate 03

¿Cómo empiezas en el arte?

En Argentina, desde muy chiquito que patino, que hago skate, empecé con cinco o seis años y siempre tuve como una fijación por los dibujos de debajo de las tablas, los cómics y toda la historia. Cuando tenía doce años me metí en una escuela de dibujo, con un caricaturista muy famoso y quería aprender a hacer dibujos animados, me gustaba mucho dibujar y dibujaba constantemente pero era malísimo, un desastre, y ahí fui para aprender un poco el concepto, sentía curiosidad por las técnicas de animación. Me atraía más cómo contar una historia, sobre todo lo de contarla con dibujos, ya ni siquiera usar la palabra.

Y ya en Mallorca sigues investigando.

En la isla empecé a hacer fotos. Terminé el colegio y empecé a estudiar foto en el CEF y ahí fue cuando me volvió loco. Estudié cine porque venía de ese pequeño mundo de los dibujos animados y me volvía loco dibujar, y cuando descubrí toda la técnica del cine cambié un poquito el chip a la fotografía. Me encanta hacer cortometrajes, he hecho infinidad de cortos, más de cuarenta seguro, en cualquier departamento, en fotografía, dirección, cualquiera. Pero la fotografía es otra cosa, creo que es una cuestión más del día a día y realmente si alguien ve en una foto lo que estás contando es mucho mejor que alguien que ve una película y la entiende, a mi parecer.

neteja

La foto tiene además esa instantaneidad. Una pintura o una ilustración te la preparas pero una foto, por muy preparada que esté, captura un momento que no se vuelve a repetir y que puede extrapolarse a una vida entera, a una historia.

Exacto. El tema está en jugar siempre con el espectador. Qué tipo de diálogo estableces con esa persona. Evidentemente yo no pretendo que todo el mundo entienda las fotos que yo hago, me conformo con que haya una o dos personas que realmente entren en esa sintonía. A mí si me preguntan, mi trabajo no es el de artista ni mucho menos, yo nunca entré en la definición de mi persona como artista, de hecho es un término que no lo desprecio pero que no me gusta mucho.

¿Por qué no?

Porque…

Hombre, si eres artista, eres artista.

Mi trabajo es más artesanal. Es decir: salgo, hago fotos, utilizo medios analógicos, utilizo la luz, máquinas, laboratorio, químicos, todo eso es el trabajo de un artesano. Al final es una mirada diferente a la tuya, pero ¿qué te impide a ti hacer lo mismo que estoy haciendo? Todo el mundo es artista en su pequeña historia, que yo haga exposiciones o que intente contar una historia con los medios artísticos no quiere decir que sea un artista, quiere decir que utilizo ese medio para contarlo. Yo considero que mi trabajo es artesanal como el de un guitarrista o el de un batería, porque invierte muchísimas horas en aprender la técnica, en desarrollar su estilo, un poco cavar en lo más hondo de su ser para llegar…

Para buscar su discurso, ¿no?

Exacto. Y eso es muy difícil también. Yo con mi trabajo no quiero vender nada, quiero contar las historias que están allá afuera simplemente, yo soy un observador, nada más. Que lo cuente a mi manera o no, para que le llegue más o menos a la gente o a según que personas, eso es otra historia, pero realmente quizás por el tema del discurso podría entrar una definición bastante guapa de lo que es un artista porque a veces los artistas tienen un discurso bien armado, ¿no? Pero quizás yo lo cambie tanto que por eso no entre en la categoría de artista.

specials imported

Además de las fotos también escribes.

Sí, lo intento. Me atrae tanto que necesito investigar en eso. Me encanta escribir, hace muchos años que lo hago pero para mí.

¿Y qué escribes?

En un par de publicaciones que estuve autoeditando me tocó escribir y al principio era un horror, tenía todo el reportaje hecho en fotografía y luego tardaba semanas en escribir un texto de diez palabras. Me cuesta muchísimo. Me gustan mucho los relatos, la ficción me vuelve loco. Es el único medio que podemos utilizar para contar una verdadera ficción que es la que el lector se hace en la cabeza. Esa es la mejor ficción que hay porque aunque yo haga fotografía y le de un título y tal, el espectador está condicionado a lo que está viendo y se va a armar la historia en base a eso, aunque tú no le digas nada, aunque haya cosas fuera de campo, ya hay una estética que interviene, en quien ve la foto. La palabra en cambio es totalmente abstracta. Es usar el texto para que el lector mismo se haga su propia historia.

Además has publicado en La Bolsa de Pipas.

¡Hostia! Lo de La Bolsa de Pipas fue muy curioso.

¿Cómo fue?

No conocía la publicación, un día la vi y les mandé unos relatos que tenía escritos. Yo soy muy así, si algo que hago me gusta lo comparto con la mayoría de gente posible. Cuando me dijeron que lo iban a publicar me hizo muchísima ilusión, está claro que me gusta muchísimo hacer fotos, pero escribir me encanta porque me resulta un problema tan grande ponerme a escribir que cuando escribo y me gusta el resultado, estoy súper satisfecho, casi más que haciendo una foto. Quizás me recuerda al principio de hacer fotos, las cosas que sacaba, que me gustaban y la ilusión que me hacía; y sacar un relato y que me guste, y que guste también a la gente es increíble, y así fue. Además esta gente lleva un montón de números, ¿no?

¿La Bolsa de Pipas? Sí, yo la recuerdo de cuando estaba en el colegio.

¡Qué loco! Yo no sabía que era tan importante y cuando vi que llevaban ochenta y pico números dije: “si sacan cuatro números al año, ¿cuantos años llevan? ¡Un montón!”. Y me quedé alucinado cuando lo vi, en primer lugar cuando me respondieron, me encanta que la gente responda, esto ya es algo. En España sobre todo, que alguien te conteste un mail es un paso, porque nadie contesta los mails, yo creo que nunca me dejé un mail sin contestar y es que me reventaba mandar trabajos o mandar fotos, con todo lo que conlleva, y que no te lo contesten.

skate 05

¿Qué relación tienes actualmente con el skate?

Hace dos semanas que casi me parto la cabeza patinando pero intento patinar a diario, siempre fue como el 60% de mi vida. Para mí siempre fue una pasión, en la adolescencia era un sinvivir diario, querer patinar, querer hacer fotos… Nunca patiné muy bien, porque los años que realmente debería haber patinado mucho los dediqué a hacer fotos. Mis primeras fotos bien curradas son de skate y de hecho el primer premio que gané en fotografía fue con un trabajo de skate que hice aquí y del que me hicieron una exposición en La Misericòrdia. Era un reportaje de skaters en Palma.

¿Y te acuerdas de qué premio era?

Era… ay, ¿Cómo se llamaba? Jóvenes talentos o alguna beca de esas, y con eso me compré mi primera cámara de fotos propia. Me dieron el premio para montar la exposición y la monté con todos los medios que tenía y el dinero lo usé para comprar una cámara, y creo que a partir de ese año nunca más dieron el premio porque la gente compraba material en vez de gastárselo en la exposición. Pero daba igual porque yo lo que me gasté en la exposición quizá fue mucho más porque estuve muchos meses trabajando en las copias, pagué el papel, pagué los soportes y al final hubiese amortizado el dinero, pero decidí comprarme la cámara.  Después de eso no volví a ganar nunca más nada, tampoco me volví a presentar a ningún concurso porque no me gusta.

patinete

Además del skate, tienes fotos de otros temas: música, sociales, desnudo.

A mi lo que me gusta es hacer. Si me interesa una historia intento fotografiarla, porque nunca sabes exactamente hasta dónde vas a llegar. Lo de los desnudos empezó una vez que tenía que hacer una foto para una camiseta y conseguí la primera foto de desnudo urbano y vi que ahí podía haber una historia y un concepto bastante guapo, y empecé a armar el concepto en mi cabeza y desde hace dos años estoy con esas fotos. Mi trabajo siempre fue así, paralelamente hay un montón de cosas al mismo tiempo, porque creo también que da mucho juego a que las fotos se vean diferentes. Yo hago las fotos de desnudo que hago porque primero hice las de skate, también hice las de música y también hice retratos, entonces cuando se junta un poco todo sale ese resultado. A mí me gusta eso, lo de empezar con una historia y no saber nunca dónde va a acabar.

desnudo autopista

Además de temas, también te mueves por diferentes estilos, por ejemplo, las fotos de conciertos son bastante diferentes a las de las licorerías que publicaste en 40PUTES.

Lo de las licorerías fue así. Estaba en Hollywood, había ido a hacer una exposición con el colectivo y veía que estaba lleno de licorerías por todos lados, 24 horas al día y la gente todo el tiempo compraba. Había tantas que me hice toda la calle de arriba a abajo y todas las que encontré las fotografié. Toda esa serie es de una sola calle, del bulevar de Hollywood, y estás viendo que en cada esquina hay una licorería. Realmente te da una representación bastante fiel de lo que hay en ese barrio, a mí los proyectos o me llevan un par de horas o me llevan días o años.

Te refieres al colectivo Human Pyramids, ¿no?

Sí, ellos casi todos también vienen del mundo del skate, casi todos están involucrados con alguna marca o tal. La verdad que yo flipaba muchísimo con el trabajo de varios de ellos y un día les escribí, así a lo loco, en plan impulsivo, les dije, “me encanta lo que hacen, tal, aquí en España estuve haciendo una revista de skate y me gustaría enviársela para que la vean” y me contestaron enseguida que les había gustado mucho mi trabajo y a partir de ahí nos hicimos amigos a través de correo porque ellos están en Los Angeles. A los pocos meses me hicieron una entrevista para exhibir mi trabajo allí, me publicaron en la página y después me propusieron exponer con ellos. A mí me resultó bastante chocante, que desde la otra punta del mundo te digan esto, me impactó. Dije que sí y me fui para allá. Fueron diez días espectaculares. Luego los chicos vinieron aquí, el verano pasado, y monté una exposición en Sa Possessió, con Grip Face

expo vias subversivas

La de Vías Subversivas.

Sí, había como una salita para nuestro colectivo que era donde estaba mi foto y algunos trabajos de ellos. La misma exposición la llevamos por bastantes ciudades de Europa. Este año no sé muy bien donde vamos a acabar, pero sí que tenemos una exposición colectiva pendiente y a través de ellos conseguí bastantes contactos y cosas muy guapas que jamás hubiese imaginado.

desnudo blau

¿Con marcas de ropa, por ejemplo?

Sí, estoy trabajando con una marca que se llama Ambiguous, de allí, de Los Angeles. Publicaron tres camisetas con fotos mías y a mí eso me vuelve loco, ir por ahí y ver a alguien que tiene la camiseta, que ya me pasó bastantes veces, es brutal. Con una marca española que se llama Buena Vida también, y este verano sacan dos camisetas con fotos mías. Es bastante agradecido porque quiere decir que un solo fotograma, a parte de vender una estética y decorar la camiseta, transmite un mensaje. A mí lo de las camisetas siempre me gustó. Los gráficos, la gente que hace dibujos en las camisetas me encanta. Bueno, lo que hace Gato con las camisetas es espectacular. Yo es que soy muy fan de Gato.

Bueno, luego hablaremos de Gato. ¿Quién está detrás de Human Pyramids?

El director es Hovin Wang, “El Chino”, le llamamos. Trabajaba en una marca de skate bastante conocida, Volcom, haciendo los anuncios y fue a través de él que los conocí. Veía los anuncios de esa marca, eran unos collages, así, guapos. Me encantaba el concepto que estaban haciendo y fue por eso que les escribí. También están los ilustradores Teddy Kelly, Michael Hsiung, Ben Brough, está Philip Evans que es un chico de Irlanda que hace vídeos de skate y unos documentales espectaculares. El trabajo de todos me gusta mucho. Y aquí en España, estoy yo y Ricardo Cavolo que es el ilustrador que estuvo también en Vías Subversivas, que invitó Grip Face. Ricardo es un maestro. Y el colectivo en realidad es una excusa para hablar entre nosotros, juntarnos y contarnos historias, nos mandamos cosas, yo cada vez que publico algo se lo envío, en realidad es lo que hablábamos antes del diálogo. Me encanta compartir cosas con gente que lo entiende.

skate 07

Háblame de otro de tus proyectos, la revista Nopromodel.

Nopromodel empezó porque Charly, uno de mis mejores amigos, tenía una tienda de skate aquí en Palma, yo estaba disparando fotos, él tenía gente patinando para la tienda y cada vez que coincidíamos hacíamos fotos. Teníamos un volumen tal de fotografías que no nos dejaban publicar en las revistas de skate nacionales, y yo soy muy poco paciente con eso, si tengo una foto que está bien y en la que hay un chico que esta patinando, que se esta rompiendo la cabeza para poder hacer esa foto, ¿por qué no se la vas a publicar? Y veía que en las revistas nacionales había un poco de favoritismo a la hora de publicar cosas y a la tercera o cuarta vez me cansé y dije “no, yo aquí voy a montar la mía y todo el mundo va a ser capaz de publicar sus cosas y si no las pueden publicar porque hay algo que no me gusta se lo voy a explicar”.

¿Era una revista o un fanzine?

La revista al principio era un fanzine, hacíamos las expos en la tienda de Charly que tenía como una galería en la entrada. Empezó con la típica fotocopia y tal, yo estaba viviendo en Barcelona y empecé a conocer gente de la industria y veía que podía conseguir publicidad, y la conseguí para poder publicar la revista en color, 64 páginas y dos mil ejemplares, con distribución en toda España. Durante cuatro años, la revista fue por todos lados e iba bastante bien hasta que la crisis… Mira que odio esta palabra pero es así, la industria no podía afrontar el tema publicidad, la gente no se quería gastar dinero en comprarla, y cuando no pudimos afrontar más eso pues seguimos haciendo publicaciones pero de la manera clásica, con fanzines.

skate 02

Tú eres muy de fanzine.

A mí los fanzines me vuelven loco y si es a color y está súper bien publicado también me sirve, no tiene por que ser una fotocopia mal hecha, no tiene que ser todo trash para que sea guapo y contemporáneo. Ahora a Nopromodel lo convertí en una editorial, y la idea es seguir publicando.

¿Qué es un fanzine para ti?

Es el medio básico, el periódico de los artistas. De hecho me putea bastante ese concepto de edición limitada porque lo guapo de los fanzines es que alguien lo agarre, lo fotocopie, lo reviente y que haga lo que sea, y poder hacer cuantas más copias mejor. Lo de la edición limitada sí que está guapo cuando interviene una serigrafía encima o hay algo que lo hace único, aunque el fanzine nunca puede ser único, es una fotocopia y salen como churros, ¿no?

También tienes en marcha la web All my friends are artists.

Casi todos mis amigos en Facebook son artistas y dije voy a ver qué me gusta y lo voy a juntar en un contenedor. Es muy útil sobre todo para mí y es un trabajo que no me cuesta nada y creo que es bastante agradecido. Básicamente empezó para recordarme a mí mismo los trabajos de los demás y también dar un poco de ayuda a que otras personas vean sus trabajos. Si me gusta lo voy a poner, sino no; porque intento que sea mi punto de vista, no todo vale para mí.

gris

Aquí en Palma hubo y hay un sector de argentinos bastante activo culturalmente. Está Gato, ha estado Tomás Spicolli…

Yo a Tomás lo conocí acá en Palma. Conocía su trabajo, conocía las cosas que había hecho para Fun People, el grupo que tenía Gato en Argentina. Esa historia es muy curiosa.

Espera, ¿de que años me estas hablando?

Del 92, 93, creo, no recuerdo exactamente, yo tenía 12, 13 años, salía a patinar, con música en la cabeza y a Fun People lo escuchaba muchísimo, era una banda que a mí me encantaba. Después cuando yo ya estaba acá, creo que en el año 2000 o 2001, no recuerdo bien, ahí fue cuando me enteré que Gato estaba en la isla.

Pero, ¿tú en Argentina lo conocías o conocías el grupo solamente?

No, conocía el grupo solamente.

Qué curioso.

Sí. Fan-grupo. Y me enteré que Gato estaba aquí pero nunca me gustó lo de acosar a los artistas. Gato estaba tocando con Phogo y un amigo me dijo, “vamos a ver a una banda que se llama Phogo que el batería es el que tocaba en Fun People” y dije “¡No puede ser!”. Y fuimos, que si mal no recuerdo fue en la casa okupa de Gomila. Phogo para mí es una de las mejores bandas que tuvo Gato. Vi el concierto y me fui, ni siquiera me presenté ni nada. Yo tenia 18 ó 19 años. ¿Qué iba a decirle? Después pasaron los años y lo conocí a través de Charly, el chico de la tienda de patín y empezamos a hacer un fanzine juntos, que se llamaba Ratzo. Yo ponía las fotos, Gato ponía los diseños y Charly también hacía cosas de diseño y textos. Hacíamos una publicación guapísima, yo creo que fue el fanzine que más disfruté haciendo. Rafa Murillo también puso algunos dibujos.

ratzo_pato

¿Gato lo sabe que eres tan fan?

Creo que alguna vez se lo comenté, él lo sabrá y si no se va a enterar ahora. Él sabe que yo escuchaba Fun People en Argentina y que era bastante fan.

Y a Tomás Spicolli lo conoces a través de Fun People.

Tomás creo que hizo la ilustración de algunos discos, algunos singles y tal, unos dibujos bastante curiosos. El trabajo de Tomás lo iba viendo, caía en su trabajo a través del mundo del patín, iba de artista en artista y de repente caía en Tomás, a mí me gustaba mucho lo que hacía, me parecen increíbles los collages y el concepto. En persona lo conocí el verano pasado que vino a hacer la exposición de Trípode y lo curioso fue que lo conocí en el concierto de Aspirina Infantil en Cala Major y esa noche Gato se iba a Argentina y Tomás no tenía donde quedarse y se quedó en mi casa. Estuvo diez días viviendo en mi casa y la verdad que fue brutal, hablar con Tomás es otro mundo, hablar con Gato o con Tomás y tener cosas en común y saber de lo que hablan. Realmente hablar con alguien con el que sabes de qué está hablando es brutal.

trance

Una cosa que me gusta preguntar: ¿cómo ves el momento creativo actual de Palma?

La verdad que ahora mismo la escena esta bastante interesante, no creo que esté emergiendo de ningún lado porque son artistas que llevan mucho tiempo, creo que será la casualidad que muchos están coincidiendo en sitios comunes y se está creando un diálogo interesantísimo. Yo jamás les hubiese conocido a ustedes si no fuese por tal o por cual, y creo que esa red que se está generando de apoyo mutuo es fantástico y que haya tanto trabajo y tanta exposición y tanto concierto, es brutal. Cada vez escucho menos lo de que en Palma hay pocas cosas que hacer, y eso es al final lo que interesa. A mí me faltaría un poquito más por otros lados, por ejemplo, me gustaría leer cosas más locales, en literatura, me gustaría conocer a gente con inquietudes como las mías que estén haciendo algo en literatura, como lo que yo estoy haciendo de foto, como lo que hace un ilustrador o cualquier artista pero en literatura.

¿Literatura punki?

Hace no mucho leí el libro de Macky Chuka La reina del burdel y está bien, me gustó ese libro, con cosas más o menos, pero da la sensación de que hay alguien que está haciendo cosas, que está escribiendo, y eso me alegra porque parecería que la escena artística solo tiene que ver con la pintura, con la música y ahora con la fotografía, porque hasta hace unos años la fotografía también jugaba en otra liga. Hay poco cine también, hay pocos cortometrajes, o quizás cuando yo estaba estudiando cine cada semana íbamos a la inauguración de un corto, y es que se estaban haciendo una cantidad de cortos aquí que era un no acabar. Me falta un poco por esos lados. El trabajo que están haciendo en la página (40PUTES) a mí me parece fantástico porque es el nexo. El otro día leí no me acuerdo donde, alguien que decía que los periodistas creaban la escena.

Sí, eso lo comentó Clavo en la entrevista.

Sí, la leí el otro día. En parte tiene razón, no es que creen la escena pero sí que hacen el nexo. Yo me entero de la mayoría de cosas por la página, porque voy paseando por la calle y no veo carteles de exposiciones, creo que es necesario un medio, antes estaba el DP.

Bueno, el DP era diferente.

Sí, era otra cosa pero te enterabas de los artistas. Yo conocí artistas gracias al DP. Era más lenta la conexión, es decir, del artista hasta el espectador no había un medio tan rápido como una página web.

lost fills

Era otra cosa, además yo creo que hace falta el DP.

Sí. A mí me gustaba, había cosas que no, pero la publicación en sí me parecía bastante original. Así como hace falta el Youthing también. Yo creo que cuando la escena musical está bien en una ciudad quiere decir que la escena artística en general está funcionando. Y entre Trance, los Clavo, Lost Fills, todo lo que más o menos estoy escuchando últimamente a mí me está gustando, y me gusta porque no tengo que recurrir a grupos de fuera para escuchar algo que me gusta, está aquí al lado, encima voy a conocerlos, me voy a tomar un café con ellos, ¿Qué más quiero? Sí, y escucho un montón de grupos de fuera, sigo haciendo cosas con Los Lunes, que es un grupo de Buenos Aires y ellos están usando las fotos de desnudo para hacer toda la estética del disco. Con uno de los chicos, con Ezequiel, que es amigo mío desde que somos chiquitos, mantenemos esa relación también de fans mutuos de que él me pide todo lo que yo hago y yo le pido todo lo que eé hace y así llevamos años. Es mi único fan yo creo (riu). Tiene una foto que hice en el salón de su casa. Conozco poca gente que tenga una foto mía en el salón de su casa, a parte de mis padres, claro. Mira (per defora del bar passa en David Clavo) Si es que este barrio es brutal, el Clavo ahí con el perrito.

Los nocturnos…

Sí, los nocturnos salen ahora a pasear el perro a la una del mediodía. Es brutal. Estuve escuchando el disco de ellos y me gustó mucho, la verdad es que se me hizo corto pero mola, después leí la crítica de 40PUTES y coincidía bastante, es brutal, tener algo para hacer cada semana. Yo este invierno no me aburrí. De un concierto a otro, actividades, exposiciones, lo que sea, cualquier cosa para salir a la calle. Me gusta que haya tanto diálogo con tantos artistas, que no exista ese odio que me daba la sensación de que existía antes, no odio, pero recelo de trabajo, recelo laboral.

Y lo hay.

Yo no lo estoy percibiendo mucho, con todos los fotógrafos con los que hablo, o la gente que esta haciendo algo parecido a lo que yo hago la verdad es que con ellos estoy teniendo un tú a tú bastante interesante. Con Adriana (Petit), por ejemplo, que yo no la conocía personalmente, conocía sus fotos y tal, con Ian (Waelder), con Grip Face, con todos estoy muy cómodo y espero poder seguir así una temporada porque a mí me gusta llevarme bien con todo el mundo. Y si estamos haciendo fotos en el mismo concierto, vas a tener fotos en las que salgo yo delante y yo voy a tener fotos en las que sales tú. A saber cuántas fotos tiene Pako (Jeremy) en las que salgo yo delante en cualquier concierto, y Adriana sale en mis fotos, y Pako también sale en las mías, pero no pasa nada, ahí esta el reflejo de la escena que está bastante guapo. Cuando veamos las fotos dentro de cinco años diremos “joder, mira todos los que estábamos ahí en el concierto haciendo fotos o dibujando o tocando o lo que sea”. Es brutal. Hay una escena bastante guapa. Todo el mundo lo está diciendo.

rossa nypd jove ian_nosepick friqui culs i esquenes friqui 02 seccio adults