Warning: mysqli_num_fields() expects parameter 1 to be mysqli_result, boolean given in /home2/putes/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 3182
Pep Bonet, “Röadkill” (Fonart, 2012) - 40Putes

Pep Bonet, “Röadkill” (Fonart, 2012)

Portada llibre MotörheadWhen the 21st century Robert Capa meets Lemmy Kilmister. Este podría ser perfectamente el título alternativo de este libro que recoge la excelente labor fotográfica que realizó el mallorquín Pep Bonet entre los años 2008 y 2010 sobre una de las bandas que más repercusión y seguidores tiene dentro de la escena rock metalera: Motörhead. Lo que comenzó siendo un trabajo de seguimiento de gira para la edición americana de la revista Rolling Stonese convirtió en otro trabajo personal de este fotógrafo; con el que se desmarca, momentáneamente, de sus anteriores obras, mucho más duras, y con un claro carácter de denuncia social. Bonet, fan desde siempre del bueno de Lemmy y sus huestes, comenzó su seguimiento al grupo en un coche de alquiler,  durante su tour europeo del año 2008, detrás de su autobús de gira, incansable, fotografiándolos de noche durante los bolos y conduciendo de día, sin casi tiempo para dormir, cual hazaña titánica. La gran suerte se le plantó de cara cuando Lemmy le invitó personalmente a viajar con ellos dentro del bus y dejar aparcado el vehículo de alquiler. Ese día comenzó una amistad que ha unido a dos de los más grandes genios actuales: uno, de las cuatro cuerdas; y el otro, de los objetivos.

Röadkill recoge 163 fotografías divididas en cuatro bloques diferenciados: tour europeo 2008; tour sudamericano 2009 por Argentina, Brasil y Colombia; Los Ángeles 2010 –durante la grabación de The Wörld Is Yours, el último disco de estudio hasta el momento de la banda-; y tour de verano 2010. En total dos años en la vida de Lemmy, Mikkey Dee –batería- y Phil Campbell –guitarra-. Dos años repletos de miles de kilómetros, conciertos y litros de Jack Daniels, que visionados desde el punto de vista de Pep Bonet son francamente dos años increíbles para todos los profanos que no sabemos –ni tendremos la suerte de saberlo jamás- lo que es tener una vida de esas características. Lo más impactante del contenido del libro es que, sin contar con imágenes de niños mutilados por culpa de los desastres de la guerra ni gente afectada por el virus del VIH, que hasta el momento han sido las imágenes más representativas y los trabajos más significativos de Bonet, desde el primer vistazo se sabe al 100% que las fotos son suyas: esa utilización del blanco y negro –aunque el libro también cuenta con una estupenda selección de instantáneas a color, algo bastante inusual en la obra del fotógrafo, en el bloque de la gira sudamericana-, ese aura que combina a la perfección el fotoperiodismo con la fotografía más artística y estética, ese granulado que da tanto carisma y personalidad a cada una de las tomas… Indudablemente todos los que hemos seguido la obra de Bonet desde hace ya años sabemos que este Röadkill encaja a la perfección con sus otros libros –también publicados por la editorial balear FonartWatching In Silence, VIH/Sida- Generación perdida o One Goal, porque aunque el tema sea totalmente diferente, además que más amable visualmente, todas y cada y una de las imágenes contienen el alma de Pep Bonet, eso que muy pocos fotógrafos logran dejar patente en sus instantáneas, y que él domina de manera inaudita.

Centrándonos en la obra como producto, hay que decir que gracias a este trabajo Bonet entra por la puerta grande en el Olimpo de los fotógrafos que centran algún tramo de su carrera profesional –y personal- en retratar de manera exhaustiva la vida y milagros de alguna banda musical. Como ya hicieran en su momento Kevin Cummins y Anton Corbijn con Joy Division, Judy Linn con Patty Smith, Charles Peterson y Lance Mercer con Pearl Jam, Gary Isaacs con Devotchka, Ross Halfin con Metallica o Roberta Bayley con Blondie, Pep Bonet se ha convertido en un invasor de la privacidad que, cámara en mano, ha destripado con la precisión de un cirujano todo lo que hasta ahora nadie había visto –pero todos intuíamos- sobre Motörhead. Pero lo más importante, y lo que a mí me maravilla más, es la manera en la que Pep logra humanizar la figura de ese bala perdida llamado Lemmy; como logra, tan solo con un retrato de su cara despertar tanta proximidad y afecto por él, y que sus dos verrugones enormes no nos parezcan tan aterradores como lo son realmente. Hablando seriamente, lo que Bonet ha conseguido, mostrar el día a día de Phil, Mickey y Lemmy de manera tan visceral y sin artificio alguno, es algo por lo cual los fans del grupo le estaremos eternamente agradecidos. Otra cosa a destacar es que Röadkill, además de poder encontrarlo tanto en librerías como en la web de Fonart, al ser considerado merchandising oficial de la banda, también se podrá adquirir tanto a través de la web de Motörhead como en los puestos de camisetas que hay en todos sus conciertos. Otro tanto a favor de Bonet y de Fonart. ¿Y qué decir de las celebridades que han colaborado escribiendo algún texto para el libro? Ni más ni menos que Slash, Brian May o Nicko McBrain -batería de Iron Maiden-, entre otras estrellas del rock que respetan, además de ser fans, tanto a Mr. Kilmister como a su grupo. Puedo decir sin miedo alguno a errar que este libro es la repuesta perfecta, en papel y sin movimiento, al documental del año 2010 Lemmy, de Greg Olliver y Wes Orchoski, otro incunable sobre la figura del carismático frontman de Motörhead. Eso sí, no le llega ni a la suela de las botas de Lemmy comparándolo al imprescindible trabajo de nuestro Pep.

Teniendo Röadkill en las manos, esa inmensa biblia sobre la banda que más fuerte y rápido descargan su furia musical sobre los escenarios, solo se pueden afirmar tres cosas: Motörhead es la RELIGIÓN, Lemmy Kilmister es DIOS y Pep Bonet su PROFETA en la tierra. ¡Alabados sean!

Roadkill Motorhead Pep Bonet

Roadkill Motorhead Pep Bonet Roadkill Motorhead Pep Bonet Roadkill Motorhead Pep Bonet roadkill_lemmy_pepbonet'

Pako Jeremy
About Pako Jeremy
Freak como los de antaño, sus mayores logros siempre han estado ligados al séptimo arte, la caja tonta y el cómic. Periodista gonzo durante más de 10 años en la revista Eros Cómix, se encargó durante ese tiempo de la sección sobre cine para adultos (mejor conocido como cine X) "El cuarto trasero". Dirigió, produjo y presentó el mini-programa de culto "Mondo raruzco" emitido por el canal local Tele Nova. Vocea cuando se lo permiten en la banda Gente tóxica, y es de ir al cine (si la cartera lo permite) dos o tres veces por semana. Con su barba nada hipster que luce es confundido muchas veces con Paul Naschy, cosa que adora.