Net Weight, qüestió de quilos


Per Tomeu Canyelles


Hem quedat per trobar-nos i fer unes canyes abans del concert de Doctor Martín Clavo. En Xisco Vargas ben bé podia ser una mena de gurú del hardcore, però refusa aquest paper: la mescla de simpatia, humilitat i franquesa que desprèn fa que sigui fortament apreciat entre els músics que, fins i tot, res tenen a veure amb el món del rock. Com a primícia, em mostra un parell d’aquestes noves cançons de “El peso neto de la vida” i ens posem a parlar del nou disc, de la banda i de tot allò que se’ls caurà a damunt, just abans d’iniciar una nova gira per la Península.

 

Xisco Vargas: Mira, hay una cosa que me hace mucha gracia del disco nuevo: en las fotos, todos salimos con caretas de Iron Man…

 

40putes: Pues menudo contraste. Lo digo porque ese título, “El peso neto de la vida”, suena muy serio…

XV: Originalmente, el disco se iba a llamar “Peso Neto”. Pero después pensamos: “¡Joder! ¿Porqué somos tan cutres?”. Buscamos algo más esmerado, y ahí salió eso de “El peso neto de la vida”. Es más profundo. De todas formas, Net Weight siempre hemos sido muy básicos, muy poca cosa: no hay concepto de banda, no hay nada planificado. Nos sale como nos sale, sin darle demasiadas vueltas…

 

40p: ¿Y cómo sale un disco como éste?

XV: Ha salido bastante rápido… En el sentido de que son un total de 21 temas compuestos este último año, desde “El ojo y lo que no es el ojo”. Algunas canciones, como unas 6 o 7, se compusieron en el mismo estudio…

 

40p: ¡¿Cómo?! Es decir… Volvisteis a la carga con “El ojo y lo que no es el ojo”, que sólo traía 8 temas, y ahora resulta que: ¡vuestro nuevo disco será el que más canciones tenga de toda vuestra discografía! ¡No lo entiendo!

XV: Ya… pero eso es lo que mola; son esos detalles que parece que no tengan ni pies ni cabeza, que parezca imposible adivinar cómo piensa o razona un grupo. Y no hemos grabado más temas porque no teníamos tiempo, que si no igual llevaría 37 en vez de 21. Pero claro, también piensa que hay canciones que rondan los 30 segundos…

 

40p: No habéis bajado el pie del acelerador…

XV: Todo es más cañero, sí. Más que conectar con otros discos nuestros, diría que es más bien un batiburrillo con más de lo mismo: caña, caña, caña… Así que no hay tampoco demasiadas diferencias. Pero mi voz suena más grave y le da un rollo más bruto…

 

40p: Pues por ahí dicen que no has quedado nada satisfecho con las voces…

XV: Más que de las voces, no estoy satisfecho con el día en el que las grabé. Como no ensayo con el grupo, por eso de que están en Barcelona, me costó mucho. Incluso terminé con unas agujetas de cuello… ¡Una cosa exagerada! Lo grabé todo en un solo día y después me sentí bastante mal. Me fui con la sensación de pensar: “Joder. Si hubiese podido ensayarlas más… Si hubiera podido pasarme un mes con ellos en el local para entonarlas mejor…”. Pero bueno, ellos me han animado en todo momento. Realmente mi voz es la misma voz mala y fea de siempre: es gritar y punto. Pero sí, en este disco suena más grave. Me hubiera gustado quizás un registro más hardcore pero…¡ya está! No hay que darle más vueltas.

 

40p: ¿Y el sonido? ¿Satisfechos? Porque a mí, estos temas que acabo de escuchar, aunque no sean la mezcla definitiva, me suenan a gloria…

XV: Sí, mucho. Juan Carlos se ha esmerado muchísimo. Creo que es la grabación donde el tío ha puesto más de su parte. Estaba prácticamente obsesionado; quería que todo sonara perfecto. Se ha implicado mucho, y por eso suena así de bien…

 

40p: ¿No ralentiza la composición de las nuevas canciones el hecho de que la banda esté en Barcelona y tú sigas en Mallorca?

XV: Juan Carlos tiene un estudio, el Thrash Zone… Ahí graban las canciones y después me las mandan para que yo haga las letras. Es un poco más frío a la hora de componer las letras. ¿Lento? No lo creo.

 

40p: Me ha alegrado oír que en estas nuevas canciones, las letras siguen siendo igual de buenas que en vuestros discos antiguos…

XV: Es algo sencillo. Igual es la gente, que se complica demasiado y quieren hacer letras elocuentes e impresionantes. A mí eso no me pasa, porque no pierdo el tiempo premeditándolo: soy más visceral. Si me sale una frase que cuadre con la música… pues ahí lo tienes. Y si hay que quitar frases para que encaje mejor con la melodía o lo que sea, pues se quita, aunque quede una letra incompleta. No pasa nada, porque cuando haces una letra, estás hablando de una idea general, de un sentimiento.

 

40p: El hecho de tocar punk, hardcore… ¿Lleva la presión a un letrista a tener que hablar siempre sobre determinadas cosas?

XV: Sí, eso mismo. Parece como si tuviera que haber un compromiso irrompible. No sé, yo hablo de lo que conozco. ¿Cómo voy a hacer letras sobre economía, cuando yo no tengo ni puta idea de eso? Además, la clave para cualquier letrista que medio entienda es poder decir algunas cosas chulas justo en el momento adecuado. Es decir, cuadrar las palabras con la música de tal forma que impacte. Pero sí, tampoco yo me pongo a hablar de cosas que no practico…

 

40p: Se trata de ser coherente, entonces.

XV: Llámalo así, si quieres. Soy un tío muy tranquilo, poco callejero. Puede que llegue a ir a una manifestación, pero no creo que vaya a dos. ¿Cómo voy a hacer las típicas letras políticas? Si mi vida es de una manera, hago letras que tengan que ver con eso. De todas formas, puedo estar perfectamente en casa de mi madre leyendo la Pronto y leer unas declaraciones en plan: “Me sentí bajo tierra: nunca pensé que el dolor pudiese llegar a ese extremo”… Y a partir de ahí empiezo una idea para una letra…


 

40p: Xisco, Net Weight venís de una generación acojonante de grupos de punk y hardcore aquí, en Mallorca. Hablo de Mallorkäos, Bad Taste, Disease, Último Preso… y muchas más que me vienen a la cabeza. Incluso No Children, que hacían otro rollo, pero más o menos salieron a finales de los 90, como vosotros. ¿Si todavía estáis activos, es porque una parte del grupo fijó su residencia en Barcelona?

XV: Igual hemos aguantado más porque no nos ha dado tiempo a pelearnos o quemarnos. No sé, es lo único que se me ocurre: llevarnos, nos llevamos bien. No sé qué hubiera podido pasar si nos hubiésemos quedado todos en Mallorca, o si hubiésemos variado nuestro sonido. Aunque viendo la progresión que llevábamos, igual después del disco “Net Weight” podríamos haber sacado algo más en plan crust…

 

40p: Tampoco os imagino sonando a lo crust. Y más, después de “El ojo y lo que no es el ojo”

XV: Ya, pero es que en esa época el crust, el power-violence, el hardcore-grind y todo eso estaba muy de moda. Todas esas movidas ultra-rápidas. De hecho, se puede notar el cambio del “Hardcore viva!” al “Net Weight”. Ahí empezamos a sonar muy acelerados. Me acuerdo del que entonces era el bajista, Toni Bustamante, diciendo siempre: “¡Más rápido, tío! ¡Más rápido, joder!”. Toni vivía obsesionado con la velocidad y, aunque ya no toque con nosotros, todavía mantenemos esa broma… ¡Y la velocidad, también!

 

40p: ¿Por dónde para Toni, por cierto?

XV: Dejó la banda por incomparecencia… Porque dejó de venir y no volvimos a saber más de él. A ver, que el tío sigue vivo, y hay buen rollo y todo eso. Tocó con Nosferatus Subworld, Holocaust In Your Head, The Capaces… Pero se alejó de este mundillo. No sabemos demasiado de él.

 

40p: Volvéis a la carga no solo con un disco nuevo, sino también con una gira: 10 conciertos en 10 días, pasando por Barcelona, Madrid, Valencia, País Vasco, Salamanca, Zaragoza… y ¿Mallorca, no?

XV: Mallorca no entra en el tour, de momento, pero seguramente en abril daremos algún concierto en Palma. Pero hay muchas ganas, la verdad. Preparando la gira, les dije: “Tíos, pasadme la lista de todos los temas que tenemos que tocar… ¡Porque no pienso cantar ninguno más!”. Me voy a emborrachar como no lo hice en su momento, y me tendrán que llevar a rastras como yo les llevé en su día a ellos. Cometí el error de tomármelo todo muy en serio. Tampoco no lo cambiaría por nada, pero pensaba demasiado en el grupo y ahora me he quitado esa presión. Me siento mejor, más relajado. Me apetece un montón y sé que ahora me voy a divertir. Todos nos vamos a divertir.


40p: ¿De dónde venía esa presión? 

XV: Mira, cuando eres joven, te crees las cosas. Es sencillo: crees en ello y te lo tomas en serio. Por eso, crees que el hardcore es y tiene que ser un tío con cara de mala hostia, con los brazos cruzados y con actitud crítica constante hacia todo. Pero después, a medida que creces, como persona y como músico, conoces a algunos de tus ídolos y de pronto ves que todo eso es una puta mentira: son gente cachonda, vital, positiva. Se te cae un mito. Aún así, te pilla un momento en el que te lo niegas: tú sigues comportándote como tomándote en serio todo lo que haces, lo que eres y lo que representas… En plan “Hola, somos Net Weight, somos hardcore”, y todo ese rollo, como flipándote, ¿sabes? Eso hizo que yo fuera el más serio.


40p: ¿Algo de lo que arrepentirse, entonces? Lo digo porque desde 1995 seguro que han tenido que pasar muchas cosas…

XV: No lo cambiaría, pero si no me hubiera tomado tan en serio el grupo, a lo mejor me hubiera divertido dos veces más de lo que me divertí. Tuvimos la suerte de hacer discos que gustaron un montón y mucha gente que los disfrutó. Estaba demasiado tenso, pero ahora me dejo llevar.

 

40p: Supongo que ahora recogéis los frutos. Más o menos, todo el mundo está de acuerdo en que Net Weight son uno de los grupos más respetados de la escena nacional…

XV: Sí, pero, ¿sabes qué pasa? Que el tiempo ayuda, tío. Los discos, a ver, son buenos, sobre todo “Viva hardcore!” y “Net Weight”… No me cuesta decirlo. El “Individual control” no: ese es bastante malo. Algunos tuvieron una acogida muy buena, como “Viva hardcore!”, que vendió 1500 copias. Eso, para un grupo de nuestro estilo y más siendo de Mallorca, es una burrada. Pero el tiempo ha sido vital en ese aspecto: su paso ha revalorizado al grupo. Además, supongo que mucha gente conoció a Net Weight cuando eran chavales, y lo mitifican: relacionan al grupo con sus buenos recuerdos…

 

40p: ¡Joder! ¡No me digas eso, Xisco! Que los otros son buenos discos, nadie lo niega… ¡Pero “Individual control” tiene su punto! De hecho, a mi me trae muy buenos recuerdos, porque viví la época en la que lo sacasteis…

XV: Pues quizás es por eso mismo: te gusta porque debías ser muy joven. Pero bueno, supongo que todos tenemos algunos discos o maquetas que nos flipan y que, en realidad, si lo piensas fríamente, dan puta pena. Los acabamos adorando porque, o tienen algo que los hace especiales o realmente es que cuando somos jóvenes, todo nos impresiona más… La música entra diferente.

 

40p: Más de quince años en activo. Todavía os queda bastante por decir…

XV: No creas. En realidad, no hay nada que Evaristo de La Polla Records no haya dicho. Todos hemos repetido ese mensaje con diferentes palabras. Y no creo que hayamos aprendido de ellas. Soy padre de dos hijos, pagando una hipoteca de mierda. Todos los peligros de los que nos advertían sus letras, los he acabado cometiendo y, como yo mismo, prácticamente todos hemos picado. Por eso, intentamos divertirnos… y si nos tenemos que reír de nuestras desgracias, pues nos reímos de ellas. 

Tomeu Canyelles
About Tomeu Canyelles
Historiador i periodista musical. Escriu o ha escrit per mitjans com Última Hora, Ara Balears, dBalears o, més recentment, Mondo Sonoro, entre d’altres. Dirigeix i presenta els programes “Illa Sonora” (BN Mallorca) i “Fang i Distorsió” (Ràdio Marratxí), al temps que és membre dels grups Marasme, Vogt, Forces Elèctriques d’Andorra i Te Corrs.